Vicent Serra, portavoz del BLOC en La Vila, denuncia que la suspensión del pleno municipal, es una nueva muestra de la torpeza de un equipo de gobierno que navega a la deriva

December 29, 2010 por  
Guardado en Ayuntamiento & Sociedad & Empresas

Vicent Serra - Bloc La Vila JoiosaUna vez más, el grupo de tránsfugas que gobierna el Ayuntamiento de la Vila Joiosa, ha vuelto a hacer el ridículo y a demostrar que le tienen sin cuidado las normativas vigentes, al verse obligado a suspender la sesión plenaria de esta mañana que debía debatir la aprobación provisional de los presupuestos municipales para 2011. El motivo puede parecer banal, pero, como ese mismo equipo se permite recordar de vez en cuando, dando lecciones de lo que no tiene, en democracia, las formas y el escrupuloso respeto a las leyes en vigor son la base del mecanismo que rige nuestra política. En esta ocasión, los once tránsfugas han querido saltarse a la torera la Ley 8 / 2010 de Bases de Régimen Local de la Comunidad Valenciana, que en su artículo 124 establece que la documentación de los asuntos a tratar en sesión plenaria deben ser facilitados en valenciano y castellano si así lo reclamara aunque fuera uno solo de los concejales de la corporación. Existiendo ese requerimiento, hasta ahora no cumplido, la documentación referente a la propuesta de presupuestos para 2011 ha sido entregada solamente en castellano, motivo suficiente para que, exigida por la oposición, y a petición del Secretario de la corporación, la inmediata suspensión del pleno haya sido decidida por el alcalde.

Para el BLOC, se trata de una situación que desde hace algún tiempo se veía venir, ante la atropellada y arbitraria gestión que este equipo de gobierno viene desarrollando, así como del escaso respeto y sensibilidad que dicho equipo demuestra ante la paridad de los idiomas valenciano y castellano, que la legislación autonómica refleja en sus leyes. El portavoz municipal del BLOC, Vicent Serra, manifiesta su constatación de que la gestión municipal navega a la deriva y va saltando de la torpeza al fiasco, y de ahí a la incompetencia diaria y continuada: “Este episodio de la suspensión de un pleno a causa de las prisas, la improvisación y el descuido en cumplir las normas vigentes, es el reflejo de cómo la concejalía de Hacienda y la propia alcaldía están encarando el tramo final de su etapa en el Ayuntamiento, con propuestas que siempre son fuente de problemas por su deficiente tramitación. Por otro lado, también éste es un nuevo capítulo en la discriminación del valenciano en la vida municipal. Primero fue la eliminación del requisito de tener conocimiento de nuestra lengua en las pruebas de acceso al empleo público, y ahora la repetida omisión de facilitar en bilingüe toda la documentación referente a los plenos y comisiones informativas. Con todo ello, no sería de extrañar que muy pronto se nos vuelva a reclamar el uso exclusivo de “la lengua del Imperio”. Aunque todo esto parezca poco serio y anecdótico, es el propio Secretario municipal quien en esta ocasión sí ha certificado no sólo la metedura de pata, sino el incumplimiento de la ley vigente”.

29 / 12 / 2010.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.