La Concejalía de Imagen Urbana de La Vila Joiosa ha fumigado los pinos de la localidad para terminar con la plaga de la procesionaria

La procesionaria es una oruga que se instala en los pinos en primavera y que se come el árbol; además, es peligrosa para las personas porque puede ser venenosa o funcionar como alérgeno.

Procesionaria en la Cala de Villajoyosa

La concejala del área, Xaro Escrig, ha explicado que “el consistorio prevé las actuaciones pertinentes cada año para que la procesionaria no llegue a enfermar a los pinos ni sea peligrosa para las personas que puedan estar cerca. Dentro de ese protocolo de actuación se establece que el tratamiento se realice alrededor de noviembre; es entonces cuando los gusanos son más pequeños ya que permanecen en sus bolsas por la mañana y salen a comer del árbol sólo por la noche”. Read more

Share