A partir del 15 de junio se pone en marcha el Punto de Playa Accesible para minusválidos y personas con movilidad reducida en la zona de la Basseta l´Oli de Villajoyosa

Arranca el programa de playas accesibles en La  VilaJoiosa.
.

Punto Playa Accesible -600

El Punto de Playa Accesible de La Vila, pionero en su creación en el año 1995, atendió a 1.400 personas en 2012 (tercera edad y personas con discapacidad física o intelectual)

El Ayuntamiento de La Vila Joiosa, a través de las Concejalías de Bienestar Social y de Playas, pone en marcha el próximo sábado (15 de junio) el Punto de Playa Accesible para minusválidos y personas con movilidad reducida en la zona de la Basseta l´Oli de la Playa Centro de la localidad.

La concejala de Bienestar Social del consistorio vilero, Josema Arlandis, ha explicado que “se trata de un servicio que durante todo el verano ofrece a las personas con cualquier tipo de minusvalía la atención y ayuda necesarias para disfrutar del baño en el mar”. Para que todo esté a punto, la Concejalía de Playas ha realizado los trabajos de montaje de los distintos elementos necesarios para el Programa de Playas Accesibles.

El programa de Playas Accesibles comienza el sábado 15 de junio, y finaliza el 15 de septiembre (excepto durante las fiestas patronales-del 24 al 31 de julio); el horario de lunes a domingo de 10.00 a 13.00 horas. En el año 2012, este servicio fue utilizado por 1.400 personas a lo largo de los tres meses que se presta, siendo el 51,3% personas de la tercera edad, el 29, 77% personas con discapacidad intelectual, y el 18,87% personas con discapacidad física.

La concejala responsable de Bienestar Social ha añadido que “se trata de un servicio muy especial ya que no sólo atendemos a más de 40 usuarios de la localidad, sino que recibimos a diario la visita de muchas personas de otras localidades, turistas y, en especial, atendemos a grupos que vienen desde centros para discapacitados de toda la provincia, que cada año nos felicitan y nos agradecen que desde 1995 haya un punto accesible en la playa de La Vila”.

Este servicio, pionero en la provincia, se inició en La Vila en 1995, organizado por el Ayuntamiento y con el trabajo de los objetores de conciencia; a partir de 2001 se oficializó el servicio instalando material anfibio para el acceso al agua y dejando el trabajo a personas con formación específica. Desde entonces son centenares de personas que cada año hacen uso del Punto de Playa Accesible de La Vila entre los usuarios habituales de la localidad, las personas que visitan la playa y encuentran este servicio y los centros para discapacitados que hacen uso del mismo todos los veranos.

Los usuarios estarán siempre atendidos por tres auxiliares de clínica durante los días laborables y cuatro los domingos; además habrá un grupo de colaboradores del programa de voluntariado que ayudarán a los auxiliares en todas las tareas del punto accesible.

Josema Arlandis ha señalado que “este verano entre el grupo de voluntarios municipales se encuentran los usuarios del TAPIS de La Vila, que todos los martes ayudarán a las personas con minusvalías a bañarse en el mar, en un gran ejemplo de esfuerzo, responsabilidad y adaptación sociolaboral”.

El Punto de Playa Accesible en la Basseta l´Oli cuenta con zona de aparcamiento señalado y rampas de acceso, para garantizar la accesibilidad desde la casa o centro del usuario que lo necesite hasta la playa; vestuarios y aseos adaptados; zonas de sombra para preparar a los usuarios para el baño y que tengan su tiempo de relajación; carro acuático para el baño y para la ducha; 5 sillas acuático-terrestres (anfibias) para el baño (de propiedad municipal y de Cruz Roja); y 16 muletas anfibias (propiedad municipal).

Además, toda la zona del baño para los usuarios del punto accesible está acotada por boyas y la zona de arena desde el paseo hasta el agua, pasando por los aseos y la zona de sombra, está habilitada con rampas adaptadas.

El programa está orientado tanto a población residente como no residente que tenga alguna minusvalía y desee hacer uso de las instalaciones de la playa adaptada para minusválidos. Además, el servicio también está diseñado para personas de la tercera edad que presentan problemas de movilidad o necesidad de supervisión y ayuda para el baño en la playa.

Los trabajadores del Punto de Playa Accesible y los voluntarios que allí colaboran se encargan de recoger a los usuarios en la zona de aparcamiento ayudándoles a trasladarse hasta el punto accesible; ayudan a vestirse y desvestirse a los usuarios que lo necesitan, así como aplicarles protección y trasladarlos de las hamacas hasta el agua y viceversa y ayudarles en las duchas. Además, también se encargan de supervisar el baño.

Share