Miguel Fuster remonta y gana por sólo3 segundos el 19 Rallye La Vila Joiosa

March 30, 2009 por  
Guardado en *Destacado

Protagonizó un espectacular duelo con Xevi Pons, que acabó segundo. Manuel Aviñó completó el podio tras imponerse en cinco de los diez tramos disputados.

Como en un película de suspense, Miguel Fuster y José Vicente Medina (Porsche 911 GT3) se han impuesto en la 19 edición del Rallye La Vila Joiosa ‘Trofeo Costa Blanca’, primera prueba puntuable para el Campeonato de España de rallyes, en un auténtico mano a mano con Xevi Pons y Jordi Barrabés (Mitsubishi Evo X). Estos dos equipos se intercambiaron el liderato de la prueba en las últimas especiales. Sólo tres segundos decantaron la victoria a favor de Fuster, que remontó en el último tramo y logra el triunfo en la prueba de casa por tercer año consecutivo. La tercera posición ha sido para Manuel Aviñó y Nacho Aviñó (Porsche 911 GT3), que han protagonizado un rallye brillante en el que han ganado cinco de los diez tramos disputados. Sólo un pinchazo en la cuarto tramo les privó luchar por la victoria, de la que quedó a 15,5 segundos. Esteban Vallín se ha impuesto en la Copa Suzuki, Xabier Lujua en la Mitsubishi Evo Cup y Fran Cima en el Trofeo de España de R3. El rallye fue presenciado por miles de aficionados situados a pie de carretera, que disfrutaron en la primera mitad de un clima favorable pero que no se libraron de la lluvia en los tramos que decidieron la carrera.

La prueba organizada por la Asociación Interclubs de Automovilismo de la Provincia de Alicante (AIA) tuvo en los primeros tramos a un inesperado líder. Manuel Aviñó, con el Porsche 911 GT3, se mostró altamente competitivo y adaptado al caballaje de su vehículo en los tres primeros tramos, tanto que marcó dos scratch y llegó al final de la primera sección con una amplia renta: 47 segundos sobre un Miguel Fuster que, con idéntico vehículo, sólo podía ver escapar en la clasificación a su compañero. El campeón autonómico de la Comunidad Valenciana de rallyes marcó el mejor tiempo en los 8,7 kilómetros del tramo de Finestat que abría la prueba, fue segundo tras Sergio Vallejo en el siguiente, el Sella-Relleu (13,85 kilómetros) y repitió mejor tiempo en el tercero, el Relleu-Orxeta (20,95 kilómetros), por delante de Fuster. A estas alturas de rallye, dos de los aspirantes a la victoria habían tomado el camino de retorno a casa. Sergio Vallejo y Joan Vinyes habían abandonado en el tercer tramo por avería.

A continuación se volvían a disputar los mismos tres tramos iniciales. Y en la segunda pasada por Finestrat el mejor tiempo fue en esta ocasión para Xevi Pons, por delante de un Aviñó que aumentaba su colchón de segundos hasta algo más de un minuto (1:04 para ser exactos) aprovechando que Fuster se dejaba algo de tiempo en el revirado tramo. La circunstancia la aprovechaba también Pons que se situaba segundo en la general. Fue entonces cuando se dio una de esas inesperadas circunstancias que caracterizan los rallyes. Un pinchazo hacía perder a Manuel Aviñó el liderato, que pasaba a manos del catalán de Mitsubishi. Xevi Pons alcanzaba el ecuador del rallye al frente de la tabla con una ventaja de 16,1 segundos respecto a Miguel Fuster y 1:22.5 sobre Aviñó, que perdía dos puestos.

El liderato de Pons, sin embargo, fue efímero. Tras el paso por las asistencias de los supervivientes en la prueba, se afrontaba el tramo Relleu-Penáguila. Los 21,11 kilómetros de la séptima especial situaron a Miguel Fuster al frente de la clasificación. El Porsche 911 GT3 del de Benidorm impuso su potencia en un tramo que transcurría en gran parte hacia arriba, logrando ser 3,7 segundos más rápido que el de Aviñó, mientras que Pons sólo podía ser quinto, a 18,5 segundos. Este resultado dejaba a tres tramos para la conclusión -El Rebolcat fue neutralizado- a Fuster al frente de la general con una exigua diferencia de 2,4 segundos sobre Pons. Pero el toma y daca entre el de Benidorm y el de Manlleu deparaba un nuevo cambio de líder. En el tramo Gorga-Confrides Xevi Pons recuperaba el primer puesto y se colocaba 3,3 segundos por delante de Miguel Fuster. La emoción era máxima y como ya es tradición en la prueba el rallye se iba a disputar ‘a cuchillo’ en las dos últimas especiales.

La última sección se iniciaba con el Relleu-Benilloba (24,306 km.) que se adjudicó Aviñó, pero que aproximaba a Pons al triunfo pues lograba mejor tiempo que Fuster, que quedaba a 15,2 segundos del liderato. El rallye, sin embargo, no estaba decidido. Así lo entendió Fuster, que como sucediera en la pasada edición apuraba hasta el último kilómetro y remontaba ‘in extremis’. Al final tras casi 180 kilómetros cronometrados, el triunfo se decidió por tan sólo 3,4 segundos en un rallye épico.

Ver clasificación final en el siguiente enlace: http://www.masrallye.com/mediterraneoindex.html

Share