Restauración de la torre vigía renacentista de L’Aguiló en la Cala

October 16, 2009 por  
Guardado en Ayuntamiento & Sociedad & Empresas

El Ayuntamiento de La Vila, a través de la Concejalía de Educación, y el Ministerio de Fomento están concluyendo la restauración de la torre vigía de L’Aguiló, un monumento declarado Bien de Interés Cultural y ubicado en La Cala.

Para conocer “in situ” el trabajo de restauración, la concejala de Cultura, Loli Such, y el director del Área de Funcional de Fomento de la Delegación del Gobierno en La Comunidad Valenciana, Ignacio Navascues, han visitado la obra, acompañados del director del Museo de La Vila, Antonio Espinosa.
Al visitar la obra, la Concejala de Cultura, Loli Such, ha explicado que “La Torre de L’Aguiló tiene un enorme valor histórico, al tratarse de una torre de planta cuadrada, un tipo de torres que eran las más antiguas del sistema renacentista de defensa anticorsaria del Reino de Valencia y que se construyeron entre los años 1525 y 1550”.

La mayoría de torres vigía son de planta circular, que son las que sustituyeron a las de planta cuadrada hacia mediados del siglo XVI.

Los trabajos de restauración se están realizando desde julio y concluirán en octubre. Cuando finalice la restauración, la torre será accesible al público, con lo que se convertirá en una de las escasas torres vigía anticorsarias de España que se podrá visitar por dentro. “Al abrir la torre al público, nuestro patrimonio monumental se convertirá en un importante atractivo turístico y cultural”, ha añadido Such.

Los trabajos de restauración de la Torre de L’Aguiló están financiados con cargo al 1%, es decir con los fondos de obras públicas del Estado que el Ministerio de Fomento tiene que destinar por Ley a la restauración del patrimonio cultural.

En total, el Ministerio de Fomento aporta un 75 % de los fondos, mientras que el 25% restante corre a cargo del Ayuntamiento, siendo el presupuesto de la obra de restauración de 213.000 euros.

Una de las tres torres de planta cuadrada de la provincia
La Torre de L’Aguiló es además una de las tres torres de planta cuadrada que se conocen en toda la provincia de Alicante —con las del Tamarit y Pinet, en Santa Pola— y la única que se conserva en buen estado. De ahí que los trabajos estén aportando datos muy interesantes para el conocimiento de las torres vigía más antiguas, según la información recabada por la Sección de Arqueología del Museo de La Vila.

La restauración ha sido precedida por una excavación arqueológica, dirigida por Silvia Yus, con amplia experiencia en arqueología de construcciones defensivas modernas. La excavación ha sido clave para conocer la evolución del monumento, tanto de sus paredes y pisos como del entorno, en el que se ha hallado un horno de cal que sirvió para la construcción de la propia torre.

La excavación ha desvelado también que el cuerpo de Carabineros ocupó la torre en el siglo XIX, construyendo una habitación cerrada en la terraza y abriendo una puerta en la pared sur de la cámara para poder acceder más fácilmente y controlar mejor el entorno.

La excavación ha proporcionado también graffiti de embarcaciones antiguas que se están restaurando en el Museo Municipal, así como un hallazgo muy singular: restos de un aljibe para agua en el interior de la torre, formado por una gran vasija enterrada bajo el suelo de la cámara, algo muy poco común.

La restauración está siendo realizada por la empresa Doalco, especializada en este tipo de intervenciones en monumentos antiguos, bajo la dirección del arquitecto Màrius Bevià, autor del proyecto y uno de los máximos especialistas valencianos en restauración de castillos y torres renacentistas de costa y de huerta.

Share

Comentarios

2 Responses to “Restauración de la torre vigía renacentista de L’Aguiló en la Cala”

  1. Fernando Gasull on April 5th, 2010 8:00 pm

    Suelo subir varias veces por semana a la torre, por lo que he podido apreciar los trabajos de restauración y cabrearme con la chapuza del resultado.- Las gárgolas de PVC , el pegote de la escalera de caracol y las puertas y rejillas galvanizadas, (¡todo ello muy del siglo XVI!) hablan por si solos.- El horno de cal…. ¡desaparecido!

    En cuanto al comentario de la Sra. Chus: " Al abrir la torre al público, nuestro patrimonio monumental se convertirá en un importante atractivo turístico y cultural”, será si nos dejan la llave porque hoy por hoy no es visitable.

    Eso si, nos han colocado una preciosa placa que nos dice el nombre de la torre y los del ministro y alcalde .- Pero de información sobre la torre… nada de nada.

    Enhorabuena a los responsables.

  2. Fernando Gasull on January 20th, 2011 7:11 pm

    Igual que critico las chapuzas, alabo lo bien hecho.- Y digo esto porque hoy he visto las placas informativas que han colocado en el entorno de la torre y…. ¡chapeau!. Muy bien, si Srs.- Igual que las actuaciones en los accesos y el entorno de la torre.- Lástima que las luminarias solares encastradas en el suelo hayan sido ya atacadas por los vándalos y en el último tramo no quede ni una que no esté destrozada.- Desgraciadamente nos toca convivir con descerebrados que deben encontrar muy divertido destrozar lo bien hecho con el dinero de todos, también el suyo.- Y en este sentido me temo que las citadas placas informativas duren más bien poquito.- Aunque, quien sabe, estoy sorprendido de que aún no haya pintadas en los muros de la misma torre.- Que dure.

    Lo que sigo pensando que es una chapuza corregible, son las gárgolas de PVC y el mostrenco de escaleras de acceso en acero galvanizado.- Y digo yo: Si la torre permanece cerrada a cal y canto (no se si debe ser así, pero así es) ¿para que sirve la escalera de acceso? Si es para mantenimiento, con una discreta media escala y en un material más “renacentista” sería suficiente y no el mostrencote que han colocado y por supuesto más respetuoso con el entorno y mucho más barato ¿no?

    Saludos

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.