La Vila Joiosa añade al Santuario Íbero de La Malladeta un mirador único para recuperar el lugar como atractivo turístico y paisajístico

November 7, 2013 por  
Guardado en Fiestas & Cultura & Turismo & Deportes

La zona se ha acondicionado para que puedan acceder personas con discapacidad, se ha habilitado un mirador y se ha colocado mobiliario urbano (vallado, banco y papeleras)

Panorámica La Malladeta

La Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Villajoyosa, a través de Vilamuseu, con la colaboración de las concejalías de Servicios Técnicos y de Parques y Jardines, ha finalizado la primera fase de puesta en valor del santuario de la Malladeta (s. IV a. C.- I d. C.), para facilitar su acceso y disfrute público.

Mirador La Malladeta

Los trabajos, de un coste muy bajo, realizados por la empresa Terra Ferma de Villajoyosa, han consistido en un acondicionando el camino de acceso para permitir que se puedan cruzar dos sillas de ruedas, reduciendo la pendiente y creando un firme compacto y continuo, de anchura suficiente para que se puedan cruzar dos sillas de ruedas, para que sea accesible con ayuda desde el primer rellano del cerro, algo que hasta ahora era imposible para muchas personas y difícil para todas las demás por lo accidentado del terreno.

Santuario Malladeta 1

También se ha colocado una valla de madera, integrada en el paisaje, en los puntos con mayor desnivel, un mirador sobre el acantilado y se están instalando algunos bancos y papeleras en los puntos con mejores vistas. Estos trabajos son la culminación de un proyecto que empezó con cinco años de excavación y cuatro de redacción de la publicación científica, prevista para el final de 2013 y patrocinada por la Casa de Velázquez (Escuela Francesa de Arqueología en España).

El acceso recorre toda la mayor parte excavada, una serie de nueve habitaciones construidas en la ladera nordeste hacia el año 100 a. C., que pertenecían a un gran santuario de peregrinación activo durante casi cinco siglos. Estaba dedicado a la Diosa Madre mediterránea y fue construido entre 375 y 350 a. C., para abandonarse cuando el emperador Vespasiano dio a la ciudad romana de Villajoyosa (Allon) la categoría de municipium en 73/74 d. C., convirtiéndola en la novena (y última) ciudad romana de lo que hoy es la Comunidad Valenciana, capital del territorium de la Marina Baixa. En ese momento, probablemente, los ciudadanos romanos trasladaron la imagen sagrada y el culto del antiguo santuario a algún templo del nuevo foro de Allon, cuyas ruinas están bajo la actual plaza de la Generalitat.

El santuario se excavó en cinco campañas (2005-2009) por un equipo internacional de la Universidad de París, el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), la Universidad de Alicante y Vilamuseu, patrocinadas en su mayor parte por el Ministerio francés de Asuntos Exteriores. El objetivo del proyecto no sólo era científico, sino también de recuperar el lugar como atractivo turístico y paisajístico, pues desde allí se contempla uno de los más bellos paisajes costeros de Villajoyosa y gran parte de las montañas que rodean la comarca.

Observaciones arqueoastronómicas
El yacimiento es conocido por las observaciones arqueoastronómicas que se realizan dos veces al año, gracias a un convenio del Ayuntamiento con el Instituto de Astrofísica de Canarias, en los amaneceres del equinoccio de primavera y otoño, cuando se produce un fenómeno relacionado con el control del comienzo del año nuevo agrícola por los antiguos sacerdotes íberos, la salida del sol por la isla de Benidorm.

La obras de acondicionamiento que ahora han concluido son la primera fase de unos trabajos que, en los próximos años, irán ampliando la parte visitable a las ruinas de la ladera opuesta (sudoeste) y extendiendo la accesibilidad al primer tramo, desde la cercana calle asfaltada. Como objetivo a medio plazo se pretende devolver a la torre, que fue estudio y biblioteca del Dr. José María Esquerdo, su aspecto de hace un siglo y que sea accesible hasta su terraza, donde las vistas son unas de las más amplias y espectaculares de la comarca.

Con estos trabajos Villajoyosa añade una joya más a su excepcional patrimonio visitable.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.