Fanny Serrano critica la habitualidad con la que el Ayuntamiento de Villajoyosa prescinde absolutamente de los procedimientos legales de contratación administrativa

Fanny Serrano,  concejal de PSPV-PSOE en Villajoyosa,  contesta a las últimas declaraciones de Loli Such sobre el debate abierto por el pago de 1,5 millones de euros en facturas con reparos de Intervención, manifestando que :
– “El único órgano que puede discrepar de un reparo de intervención y permitir el pago de las facturas suspendidas de pago es el Alcalde. Nunca he sido alcaldesa ni siquiera he formado parte de la Junta de Gobierno local.
– No tengo constancia de que ninguna factura verificada por mi y devengada durante mi gestión ( no sé de las gestiones anteriores) bajo mi control haya sido posteriormente reparada por Intervención y discrepada por el Alcalde.
–  De todas formas si fuera cierto lo de que 18 facturas verificadas por mí fueron posteriormente reparadas podría deberse en primer lugar a modificaciones del presupuesto de medio ambiente que se hicieron sin mi firma y consentimiento que alteraron el crédito que tenía a disposión la Concejalía, y en segundo lugar me parece que sólo 18 facturas de cientos generadas durante un año y medio de gestión es precisamente la excepción para la que está prevista el sistema, lo que yo denuncio es que lo que debería de ser una excepción se ha convertido en la norma en el Ayuntamiento de La Vila. “

 Fanny  Serrano argumenta que las dos consecuencias nefastas del abuso del mecanismo de discrepar de los reparos de Intervención son :

La habitualidad con la que el Ayuntamiento de Villajoyosa prescinde absolutamente de los procedimientos legales de contratación administrativa.

Que la remisión a dicha teoría del enriquecimiento injusto como un dogma de fe pueda llegar a ocultar supuestos como el presente,  en los que no existen efectivamente los supuestos trabajos, servicios o suministros, o que en el caso de existir no se fiscaliza la realidad de los importes facturados con lo efectivamente realizado por las empresas.

La teoría del enriquecimiento injusto citada por el Alcalde para discrepar del reparo es necesariamente de aplicación bidireccional, no puede destinarse exclusivamente a la protección de aquellas empresas o profesionales que contraten con las Administraciones públicas, sino que la misma ha de servir también como protección del interés general ante actitudes en las que, precisamente al amparo de la descoordinación administrativa, se pretenda conseguir el reconocimiento automático de obligaciones por parte de las administraciones públicas obteniendo ilegítimamente un beneficio particular.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.