Este sábado, “El Alijo” y las Embajadas Contrabandista y Beduina, preámbulo del Desembarco Moro

Los Ejércitos Cristiano y Moro escenifican su unificación en la Embajada Contrabandista y en la Embajada Beduina, respectivamente, antes del gran combate del Desembarco.

Los actos de las Fiestas de Moros y Cristianos del sábado, 27 de julio son el preámbulo al Desembarco Moro, que tendrá lugar la noche del 27 al 28 de julio, víspera del día de Santa Marta (29 de julio). Así, el Alijo simula el desembarco de contrabando desde mar a tierra, que representan las compañías cristianas Contrabandistas y Piratas Corsarios, mientras que los marinos y otras compañías cristianas les persiguen para evitar que logren su objetivo.

 

 

Tras un breve combate, llegan hasta el castillo y se ofrecen junto con el resto de compañías cristianas para luchar contra las tropas moras, a las que han visto desembarcar cerca de la costa. En el castillo, se representa el ofrecimiento de las compañías estraperlistas al gobernador de la plaza para que todos los cristianos unan sus fuerzas ante el asedio de las tropas moras que han avistado en otras playas de La Vila.

Para disfrutar el Alijo y la Embajada Contrabandista, miles de vileros y turistas se congregarán en los lugares exactos de la Playa Centro en los que se representa cada acto; es decir, a la altura del Parque Censal para contemplar el Alijo y en el propio Castillo para ver la embajada. El Alijo comienza a las 20.00 horas y, a continuación, tiene lugar la Embajada Contrabandista.

En la Embajada Contrabandista, el embajador de los contrabandistas se ofrece al gobernador del Castillo para luchar contra los moros. La Embajada, que tiene lugar en el castillo de la Playa Centro, es una lucha verbal en la que los estraperlistas tratan de disuadir al gobernador de la plaza de que su ayuda es necesaria para enfrentarse a las tropas turcas.

Tras el ofrecimiento, el gobernador primero los rechaza por considerar que no son gente de bien. Ante la insistencia de la compañía contrabandista por defender la patria, el gobernador cede y los acepta. “A la lucha, a la pelea, a defender a la patria. Que Santa Marta nos guíe. Compañeros. Viva España”. Con este grito de guerra, culmina la Embajada Contrabandista y la unión de todas las fuerzas cristianas contra los enemigos moros.

La Embajada Contrabandista y la unificación de tropas cristianas da paso a la presentación de las tropas moras a su rey, que se escenifica en la Embajada Beduina, que tiene lugar en el Castillo de la Avda. del País Valencià; en este caso, son los guerreros moros los que se ofrecen al Rey Moro para conquistar Villajoyosa.

Tal y como relata el embajador beduino al referirse a Villajoyosa, es una plaza que “ostenta un fuerte peñón, en cuyo obelisco hermoso, tiene nuestro rey, ansioso, puesta toda su atención”. Cuando el Rey Moro acepta que los guerreros del desierto se sumen a su ejército finaliza la escenificación de la unificación de las tropas moras de cara al gran combate del Desembarco Moro, declarado de Interés Turístico Internacional.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.