Endocrinología de la Marina Baixa forma a 51 pacientes en educación diabetológica avanzada durante 2011

April 26, 2012 por  
Guardado en *Destacado

La técnica consiste en explicar el concepto de ración y el contenido en hidratos de carbono de los distintos alimentos .Los pacientes pueden variar la cantidad de insulina que se administran en cada comida en función de los hidratos de carbono que ingieren . Según publica un reciente estudio realizado por la Conselleria de Sanitat, en la Comunitat Valenciana un 14,1 % de la población padece diabetes y casi la mitad, lo desconocen.

La Unidad de Endocrinología y Nutrición del departamento de Salud Marina Baixa ha formado durante 2011 a 51 pacientes en educación diabetológica avanzada, una técnica que contribuye a mejorar el control de las personas con este tipo de enfermedad y a conseguir los objetivos terapéuticos mejorando su calidad de vida.

La educación diabetológica va dirigida principalmente a personas con diabetes tipo 1 y múltiples dosis de insulina, aunque también puede adaptarse a pacientes con diabetes tipo 2 y consiste en formar y explicar al paciente el concepto de ración y el contenido en hidratos de carbono de los distintos alimentos.

Es básico que el paciente conozca cuál debe ser su alimentación y qué tratamiento debe administrarse en cada momento. Por ello, mediante esta técnica los pacientes pueden variar la cantidad de insulina que se administran en cada comida en función de los hidratos de carbono que ingieren y no al revés como se venía haciendo en el pasado.

Según explica el doctor Carlos Argente, endocrino del departamento de Salud Marina Baixa, el papel de la enfermería es fundamental en el éxito de esta técnica.

La parte más difícil y laboriosa es la de la enfermera educadora en diabetes ya que debe enseñar al paciente a contar las raciones de hidratos ingeridas ayudándose de ilustraciones, figuras y en muchas ocasiones de los propios alimentos reales, lo que precisa un refuerzo constante donde el paciente debe participar e ir aumentando sus conocimientos adquiridos”, subraya el doctor Argente.

Por su parte, Josefa Santamaría, enfermera encargada de la educación diabetológica avanzada del departamento, subraya que el equipo médico proporciona a los pacientes una tabla totalmente personalizada con la relación de insulina rápida que deben administrarse en cada comida, además de las correcciones de insulina que deben realizar en caso de hiperglucemia.

Antes de comenzar el proceso de instrucción, se realiza un cálculo teórico de la relación de insulina rápida que debe administrarse en cada comida en función de las raciones de hidratos de carbono ingeridas, de tal forma que 10 gramos de hidratos de carbono se consideran una ración.

Asimismo, tras la fase de adiestramiento, el especialista puede adaptar la relación inicial calculada a las necesidades reales para lograr un mejor control glucémico y el paciente debe acudir regularmente a las visitas tanto con el médico como con la enfermera para reforzar los conceptos e ir ampliando sus conocimientos.

De este modo, como explica el doctor Carlos Argente, gracias a esta técnica, las personas con diabetes, principalmente tipo 1, pueden variar su alimentación y adaptarse a distintas situaciones del mismo modo que cualquier persona sin la enfermedad.

“A modo de ejemplo, un paciente con pauta de insulina por raciones hidrocarbonadas puede administrarse, con un mismo nivel de glucosa en sangre inicial, el doble o el triple de insulina rápida en la comida en función de si lo que va a comer es una simple ensalada de fruta, carne con patatas o un plato de arroz”, ha indicado.

Evolución de la enfermedad en la Comunitat Valenciana

A lo largo de las últimas décadas se ha producido un incremento progresivo de la diabetes en nuestro medio, principalmente la diabetes tipo 2, asociada a los cambios del estilo de vida, la alimentación y la elevada tasa de obesidad existente.

Según publica un reciente estudio realizado por la Conselleria de Sanitat y dirigido por el doctor Miguel Catalá, se observa que en la Comunitat Valenciana, un 14,1 % de la población padece diabetes y casi la mitad de estás personas lo desconocen, lo que da una idea de la magnitud de esta enfermedad, tanto por el gran número de personas que la padecen como por las graves complicaciones que frecuentemente aparecen si no se controla adecuadamente.

La diabetes tipo 1, mucho menos frecuente, está relacionada con fenómenos de autoinmunidad, de tal forma que éstos pacientes producen anticuerpos que atacan erróneamente las células del páncreas y la capacidad para producir insulina, caracterizándose por la necesidad desde el inicio de la enfermedad, de administrarse insulina varias veces al día.

Aunque la frecuencia de este tipo de diabetes es menor, se calcula que afecta a un 0,32% de la población en nuestro medio, por lo que alrededor de 15.000 personas en la Comunitat tendrían diabetes tipo 1.

En la comarca de la Marina Baixa, cerca de 500 personas presentarían esta enfermedad, precisando de forma continua a lo largo de toda su vida de atención por una unidad especializada en diabetes.

Como explica el doctor Carlos Argente es importante controlar adecuadamente los niveles de glucosa ya que con el tiempo pueden aparecer problemas graves, principalmente afectando a los riñones, ojos, los nervios de las extremidades e incluso las amputaciones.

“Dado que suele aparecer, aunque no siempre, en personas jóvenes, los pacientes con diabetes tipo 1 precisan una atención terapéutica intensa desde el inicio, comprendiendo su enfermedad, tratamiento y cómo adaptarlo a una vida completamente normal. Una adecuada prevención realizando ejercicio físico regular, una alimentación cardiosaludable y mantener un peso normal, puede conseguir evitar la aparición de diabetes tipo 2”, ha indicado el doctor Argente.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.