En las excavaciones de Barberes Sur (Invisa) de Villajoyosa se encuentran cerca de 2.000 piezas policromadas de una lujosa villa del Imperio Romano

El Alcalde de La Vila Joiosa, Jaime Lloret, y la concejala de Cultura del consistorio vilero, Loli Such, han visitado las excavaciones de Barberes Sur (Invisa) junto a la restauradora municipal, Mª José Velázquez, y la arqueóloga municipal, Amanda Marcos, quienes les han explicado in situ cómo se están desarrollando los trabajos y las investigaciones sobre la villa romana que se ubicó en la zona durante los siglos I-II d. C, en la antigua ciudad romana de Allon.

“Las excavaciones en la zona de Barberes Sur de La Vila Joiosa están deparando grandes sorpresas. Hasta la fecha se han extraído más de 1.800 fragmentos de paredes pintadas de vivos colores, que permitirán conocer cómo estuvieron decoradas algunas de las habitaciones principales que formaban una extraordinaria y lujosa villa romana” ha explicado Loli Such, concejala de Cultura.

Los muros (zócalo) de la villa eran de piedra y de tapial (barro arcilloso sin cocer, mezclado con guijarros y con otros materiales). El tapial es un material muy aislante pero, una vez cae el tejado de un edificio, no sobrevive a la intemperie por su falta de dureza. Por eso, miles de fragmentos de pinturas estaban mezclados con restos de los muros a los que cubrieron y decoraron hace casi dos mil años, según la Sección Municipal de Arqueología, Etnografía y Museos.

Estudios previos, realizados por la arqueóloga Paula Bernabeu, han permitido dibujar una reconstrucción hipotética de la villa donde se podría ver como las habitaciones estuvieron decoradas con colores blancos, verdes y rojos intensos, incluso decoraciones con grandes paneles rectangulares con hojas blancas de tallos rojos sobre fondos amarillos.

“La excavación del interior de las habitaciones está aportando todavía cientos de fragmentos más procedentes del colapso de los muros. En estos momentos se está excavando una que presenta una decoración en azul y amarillo con líneas rojas” ha explicado Antonio Espinosa, Director del Museo Municipal.

La recuperación de los fragmentos de pintura se está llevando a cabo bajo la dirección de María José Velázquez, restauradora del Museo Municipal, a quien corresponderá la larga y minuciosa tarea de limpiar, restaurar y adherir los miles de fragmentos hallados, para poder ensamblarlos y componer grandes paneles, recuperando así una parte de estas vistosas habitaciones del Alto Imperio Romano, la época de mayor esplendor de la ciudad de Allon, según el departamento de Arqueología y Restauración del Museo de La Vila.

“Se trata de un trabajo complejo y muy minucioso que va a tener un gran premio, ya que no es frecuente conservar tal cantidad de fragmentos de pintura mural romana, y en este caso van a permitir reconstruir grandes lienzos decorados de pared que podrán mostrarse en el nuevo Museo de La Vila o incluso in situ”, ha destacado Loli Such.

El equipo de la Sección Municipal de Arqueología, Etnografía y Museos, bajo la dirección de Diego Ruiz, espera encontrar unos balnea (baños privados) en la villa, ya que han aparecido ladrillos circulares propios de estos espacios. Además, es probable que algunos de los suelos estén decorados con mosaicos, dado el nivel de ostentación de la villa, en la que han aparecido lujosos elementos decorativos de mármoles y de bronce”, ha explicado Antonio Espinosa.

En las excavaciones de Barberes Sur participan cuatro estudiantes del Máster de Arqueología y uno más de la Licenciatura de Historia de la Universidad de Alicante, así como dos obreros aportados por el Servef y algunos voluntarios del programa de Voluntariado Cultural promovido por la Concejalía de Cultura.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.