El PSOE de la Marina Baixa advierte del peligro de incendios forestales por los recortes del 40% en prevención

July 12, 2013 por  
Guardado en Ayuntamiento & Sociedad & Empresas

LOS SOCIALISTAS DENUNCIAN UN RECORTE DEL 40% EN LA PREVENCIÓN DE INCENDIOS EN LA COMARCA DE LA MARINA BAIXA.

incendios forestales -600
Desde la Comisión Ejecutiva Comarcal de la Marina Baixa, queremos advertir el estado de dejadez en que se
encuentran las masas forestales de nuestra comarca, puesto que no se ha emprendido una campaña de limpieza y
desbroce desde hace años.
A la hora de prevenir los incendios forestales y disminuir sus devastadores efectos en el caso en que éstos se
produzcan, es necesario actuar en tres frentes: En primer lugar, y dado que la vegetación de esta zona es áltamente
inflamable, se ha de realizar una limpieza adecuada de las áreas más peligrosas, como barrancos, arcenes de carreteras y
urbanizaciones, lugares donde se realicen tareas agrícolas y ganaderas, o zonas de influencia de tendidos eléctricos. En
segundo lugar, es fundamental que existan los medios de vigilancia adecuados para detectar a tiempo cualquier conato
de incendio. Por último, una vez que se haya producido el incendio, es imprescindible que existan medios suficientes
para que las brigadas encargadas de su extinción acudan al lugar lo más rápidamente posible.
Parece que en el Gobierno de la Generalitat Valenciana no entienden que para que ocurran el menor número de
incendios posibles, y sus efectos no sean tan destructores, es necesario contar con la mayor cantidad posible de medios
y personal que trabajen en los tres frentes antes mencionados. De hecho, la Generalitat ha reducido en un 40% la
inversión en prevención de incendios, desde el 2010.
Actualmente en la Comarca de la Marina Baixa operan: Dos unidades de vigilancia dependientes de VAERSA, una
con base en Altea, que consta de dos motos y un coche, y otra con base en Polop, que consta de dos coches. En los
meses de verano se añade una unidad de refuerzo en toda la provincia. Además, la vigilancia se ve complementada con
dos observatorios de montaña, uno en Guadalest, que opera durante cuatro meses, y otro en Tárbena, que opera todo el
año. También opera todo el año una brigada forestal, con base en Benimantell, que consta de 6 personas y una
autobomba y, durante los meses de verano, un helicóptero con base en Castells de Castells, en la Marina Alta. Por otro
lado, en verano el parque de Bomberos se ve reforzado con dos brigadas de emergencia (bomberos forestales), una en
Benimantell y otra en Relleu.
Aunque parezca que en la Marina Baixa se dispone de efectivos suficientes, esto no es así, puesto que el número de
brigadas y de unidades de vigilancia se ha reducido drásticamente en los últimos años, debido a los recortes.

A esto hemos de añadir la paralización de los Planes de Acción Medioambiental, los PAMER, cofinanciados por el
Fondo Social Europeo, que mediante convenios con el Servef proporcionaban empleo a personas en paro, las cuales
realizaban tareas de limpieza y desbroce sobre todo en áreas rurales. Así, la tarea de financiar estos planes de acción
recae sobre los municipios, como es el caso de Benidorm, que ha puesto en marcha el Plan de Empleo para limpieza y
desbroce de barrancos y pinares, que da empleo a 20 personas durante los tres meses de verano. Al eliminar los
PAMER, se ha perjudicado sobre todo a los pueblos pequeños, a los que les resulta difícil la financiación íntegra de
planes de empleo locales, y cuya economía depende en gran medida de la buena salud de sus bosques. Además, con la
próxima entrada en vigor de la Ley de Reforma de la Administración Local, la capacidad de los municipios, tanto
grandes como pequeños, para tomar decisiones en cuanto a emprender acciones de protección medioambiental se verá
drásticamente recortada.
Así pues, el panorama que plantea el gobierno del PP en la Generalitat, en cuanto a la protección del monte
valenciano, es desolador: más recortes, menos medios, y menos capacidad de actuación para los municipios.
Sin embargo, no debemos olvidar que la protección de los bosques y del medio natural en general, puede ser una
fuente de ingresos y de creación de empleo, como demuestra la puesta en marcha del Programa de Mejora Forestal de la
Junta de Andalucía, destinado a regenerar y preservar el monte andaluz, y que ha creado casi 11200 puestos de trabajo.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.