El Museo de la Universidad de Alicante contará con una sala permanente para exponer el patrimonio monumental y museístico de Villajoyosa

November 27, 2013 por  
Guardado en *Destacado

La sala se denominará Vilamuseu (Red de Museos y Monumentos de Villajoyosa), una marca cuyas señas de identidad son la accesibilidad y l apuesta por el conocimiento . El Alcalde de La Vila, Jaime Lloret, y el concejal de Patrimonio Histórico, Pepe Lloret, asisten mañana jueves a la inauguración de sala Vilamuseu.

Cartel salas alcudia y vilamuseu MUA

El Museo de la Universidad de Alicante (MUA) contará con una sala Vilamuseu, dedicada a mostrar el extraordinario patrimonio monumental y museístico de Villajoyosa (la Allon romana); una sala que se inaugura este jueves 28 de noviembre y que se podrá visitar de manera permanente al igual que sucede con las salas dedicadas a la antigua Ilici (la Alcudia de Elche). Vilamuseu, Red de Museos y Monumentos de Villajoyosa, tiene en el nuevo museo, ahora en fase de construcción, su máximo exponente; además de albergar una de las principales colecciones de la Comunidad Valenciana, es un referente en accesibilidad integral, dado que el utiliza todos los sentidos y los últimos avances tecnológicos en accesibilidad.

A la inauguración de sala Vilamuseu en el Museo de la Universidad de Alicante (jueves, 28 de noviembre, a las 12.30 horas) acudirán tanto el Alcalde de La Vila, Jaime Lloret, como el concejal de Patrimonio Histórico, Pepe Lloret y el director de Vilamuseu, Antonio Espinosa, entre otros.

El hecho de que la Universidad de Alicante, un lugar de encuentro de investigadores y personas interesadas por la cultura y el conocimiento, albergue de manera permanente el patrimonio histórico y cultural de La Vila Joiosa en una sala de su museo supone, sin duda, un escaparate para que la ciudad se dé a conocer a través de sus monumentos; algo que a su vez servirá como gancho para atraer visitas de personas interesadas por el turismo cultural.

Con la incorporación de una sala Vilamuseu al MUA, Ilici y Allon, dos de las cuatro ciudades romanas de tierras alicantinas, se unen en el Museo de la Universidad. Aquella, capital de un vasto territorio que abarcaba los bajos Vinalopó y Segura y los valles del Vinalopó, y ésta, capital de la Marina Baixa. Dos ciudades que estaban separadas por una jornada de navegación, lo que les convirtió en etapas sucesivas en la navegación de cabotaje y en importantes núcleos económicos durante el Imperio romano.

La Marina Baixa es una comarca históricamente aislada por tierra y, por eso mismo, volcada al mar. Villajoyosa era el último y primer puerto de la Peninsula ibérica para las naves fenicias, griegas y romanas. Las excepcionales piezas fenicias, egipcias, etruscas, tartesias o griegas antiguas halladas en sus necrópolis así lo atestiguan: algunas de ellas (como la copa de figuras negras de Diónisos en mulo) se exponen en la sala Vilamuseu del MUA.

Villajoyosa es una de las grandes sorpresas de la arqueología valenciana en los últimas décadas. La ciudad íbera que los griegos llamaban Alonís dio paso a Allon, una de las nueve ciudades romanas valencianas: de estas épocas se exponen el vaso del pez, magnífica urna ibera pintada del recientemente descubierto taller de Villajoyosa, o el collar del lobo, una rara pieza romana de cuentas de vidrio, entre otras piezas romanas, como una pintura mural de la villa de Barberes Sur o un punzón de escribir (stylus). Esta última pieza se expone como un pequeño homenaje del pueblo de Villajoyosa a la enseñanza universitaria.

En época islámica el poblamiento se traslada a las alquerías de l’Almiserà, excavadas con su mezquita y su necrópolis: de ellas la sala Vilamuseu expone un ataifor (cuenco) califal con la leyenda “Allah es el poder”. Tras su fundación en 1300 sobre el mismo cerro que estuvieron Alonís y Allon, Vilajoiosa se convierte en el puerto de la Marina Baixa, con grandes astilleros en los que se construyen galeras del Rey y del corso valenciano, y escala de las flotas de Flandes.

En 1443 es declarada villa real para consolidar este desarrollo económico. En los s. XVI y XVIII es capital de uno de los once distritos de defensa del Reino contra los corsarios turcos y argelinos, sede de una de las tres compañías de caballería de la costa y a la vez una famosa base corsaria. En el s. XVIII y XIX Villajoyosa se vuelca al comercio marítimo y las grandes goletas y pailebotes que salen de sus astilleros transportan a América y Filipinas las telas y el papel de fumar de la industria alcoyana, llegando a alcanzar la segunda matrícula naval de España: en la sala Vilamuseu se expone un magnífico testimonio de ello: un grafiti pintado hacia 1875, con un gran buque mixto de comercio de vela y vapor, recuperado de una casa del arrabal marinero.

Esta enorme actividad industrial y comercial llevó al rey Alfonso XIII a concederle el título de ciudad en 1911, un raro privilegio que solo puede conceder personalmente el Jefe del Estado.

Hoy la Vila Joiosa es una ciudad turística e industrial que tiene en sus extraordinarios yacimientos arqueológicos, museos y monumentos; en sus Fiestas de Moros y Cristianos y su Desembarco, Declarado de Interés Turístico Internacional; en su gran variedad de playas y en su famosa industria del chocolate y su gastronomía los pilares de su presente y su futuro.

Un servicio de mesa Pickman de 1840 de la Barbera de la Casa Museo la Barbera dels Aragonés, una ánfora romana del pecio Bou Ferrer y otra púnica de vino procedente de Ibiza, o un cartel de cine de 1935 son otras de las piezas que se exponen para ofrecer un panorama del patrimonio de Villajoyosa desde sus orígenes hasta hoy.

Algunas piezas originales se podrán tocar: así las ánforas, una réplica de una herma báquica de mármol (escultura romana con el rostro de Baco) o una maqueta de la torre funeraria romana de Sant Josep, la mayor conservada en Hispania), lo que junto con otros elementos como dispensadores de aromas históricos aportan accesibilidad a la sala.

La Universidad de Alicante participa en las investigaciones de Allon mediante el proyecto Villajoyosa romana: de la República a la Antigüedad tardía, en el que participan dos catedráticos (Dr. Lorenzo Abad y Dra. Sonia Gutiérrez) y dos profesores (Dr. Ignacio Grau y Dr. Antonio Espinosa) de arqueología junto con el personal técnico de Vilamuseu. Este proyecto ya ha conseguido éxitos como el descubrimiento de todo el entorno funerario de la Torre de Sant Josep, y continúa investigando algunos de los principales yacimientos y monumentos romanos de Villajoyosa. Del mismo modo, la UA participa desde el mismo descubrimiento en 1999 en el proyecto Bou Ferrer, que realiza las excavaciones subacuáticas en la mayor nave romana en excavación en el Mediterráneo, y que actualmente expone los resultados de las últimas campañas en la sala Sempere del MUA.

Gran cantidad de alumnos de la UA han participado en las investigaciones, realizado prácticas de grado y posgrado, obtenido becas de formación o realizado memorias de licenciatura y trabajos de fin de máster en Vilamuseu en los últimos veinte años.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.