Con una inversión de 599.999 € se han rehabilitado las antiguas Escuelas de La Ermita en La Vila Joiosa

Las obras de rehabilitación de las Antiguas Escuelas del barrio de La Ermita de la ciudad ya han concluido, por lo que los vecinos de esta zona, que está alejada del casco urbano, contarán con un centro cultural, social, sanitario y administrativo. Este proyecto urbanístico, que ha supuesto una inversión de 599.999 euros, responde a las necesidades de los vecinos de la zona, que demandaban un centro para reunirse, realizar cursos y actividades y consultorio médico auxiliar; las Antiguas Escuelas de La Ermita datan del año 1908.

Al apostar por este proyecto, el Gobierno local ha recuperado para uso y disfrute de los ciudadanos un edificio, catalogado como Bien de Interés Local, que dejó de funcionar como colegio en los años ochenta, sin que se haya destinado de nuevo para uso municipal de forma permanente hasta ahora.

Con motivo del fin de la rehabilitación de las antiguas Escuelas de la Ermita, el alcalde de La Vila, Jaime Lloret, ha explicado que “hemos redactado y diseño este proyecto con el fin de transformar un edificio que forma parte de nuestro patrimonio histórico-cultural en un centro de uso polivalente, para que se convierta en el centro neurálgico de las vida social del barrio; las Escuelas de La Ermita se convertirán así en el nuevo centro cultural, social, sanitario y administrativo de La Ermita”.

“Con esta obra, que hemos financiado con el primer Fondo de Inversión, las antiguas Escuelas de La Ermita se transformarán en un centro de uso polivalente, que albergará un consultorio auxiliar de salud en un barrio que está alejado del casco urbano; con este proyecto tenemos un centro cívico para uso y disfrute de los vecinos de un barrio muy querido por todos nosotros”, ha añadido Jaime Lloret.

Por su parte, el concejal de Coordinación de Proyectos, Marcos Zaragoza ha explicado que “el proyecto de las Escuelas de La Ermita es un proyecto abierto en el que los verdaderos protagonistas son los vecinos del barrio, que, progresivamente, darán vida al centro, decidiendo sus diferentes posibilidades de uso con su actividad diaria”.

“Al rehabilitar el edificio y recuperarlo para uso municipal, el barrio de La Ermita dispondrá de un centro con salas para actividades, cursos y reuniones vecinales o de diferentes asociaciones; un espacio para exposiciones así como un espacio para un consultorio auxiliar médico, entre otros”, ha añadido el concejal de Coordinación de Proyectos.

Actuaciones
El edificio que se ha rehabilitado se asienta sobre una parcela de 358 metros cuadrados; tiene dos plantas y un pequeño altillo con acceso a una torre en la que hay un reloj; en la parte posterior del inmueble existía una edificación anexa que estaba muy deteriorada y que se ha derribado para construir otro edificio anexo nuevo. En total, la superficie construida es de 805 metros cuadrados.

A la hora de rehabilitar el edificio se ha trabajado en las partes que se encontraban más deterioradas, según consta en el proyecto. Así se ha reforzado la estructura, consolidando los materiales de revestimientos de fachada, impermeabilizando y aislando la cubierta. El trabajo de rehabilitación se ha realizado conservando al máximo el edificio original. Además, se han eliminado los elementos del las Antiguas Escuelas de La Ermita que no son originales como, por ejemplo, las tejas mixtas que no pertenecían al proyecto original.

La historia del edificio
El edificio que ahora se rehabilitado se inauguró en 1909, tras varias peticiones por parte de los vecinos para la creación de unas escuelas en la partida de San Antonio. Su construcción fue posible gracias a la iniciativa del médico Álvaro Esquerdo, quien sufragó los gastos de su edificación. Otra vilera Josefa Nogueroles donó los terrenos para que esta obra fuera posible, siguiendo los deseos de su difunto marido Juan Bautista Samper.

El conjunto del edificio, que el mismo año de su inauguración fue cedido al Ayuntamiento de Villajoyosa, estaba formado por una escuela para niños, una para niñas y una habitación para los maestros y para el vicario de la Ermita. El edificio se utilizó como colegio hasta los años 80, por lo que forma parte de la historia y cultura de la ciudad.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.