Caracteristicas de la fachada del nuevo Vilamuseu que se esta construyendo en Villajoyosa

VILLAJOYOSA - Fachada Vilamuseu

El nuevo edificio de Vilamuseu ocupa el solar del que fue hasta hace unos años el Colegio Álvaro Esquerdo. Lleva el nombre de este importante médico, natural del barrio de la Ermita de Villajoyosa, porque se preocupó mucho por la educación de los niños de su pueblo y sufragó los gastos del antiguo colegio de la Ermita y el colegio de la calle Colón.

El edificio del antiguo colegio dejó de utilizarse como tal por su antigüedad y tampoco cumplía las condiciones necesarias para albergar las instalaciones que requiere un museo. No obstante, conscientes del valor histórico y artístico de la fachada, así como del valor sentimental (miles de vileros/as se educaron allí), se decidió conservarla, más aun teniendo en cuenta que el museo tiene entre sus funciones velar por la conservación del patrimonio histórico.

En el proyecto de derribo y construcción del nuevo museo, el arquitecto Tomás Soriano detalló la intervención en la antigua fachada para poder conservarla. Antes de la demolición del edificio se colocó un estabilizador, que se ha mantenido durante el proceso de demolición y el levantamiento del nuevo edificio. En este momento, las obras ya permiten llevar a cabo la estabilización definitiva de la fachada y es en lo que se está trabajando estos días. Se ha colocado una estructura metálica de anclaje tipo sándwich en tres niveles que une la fachada al muro del edificio.

La placa que se ha colocado quedará embebida en la fachada y en unos días se realizarán unas pruebas de acabado. En la parte posterior, la fachada se cose con cruces metálicas adosadas al muro que también quedarán embebidas y, por lo tanto, no se verán.

La antigua fachada quedará, pues, como un telón del nuevo edificio y como elemento de unión entre pasado y presente y la puerta principal de acceso a Vilamuseu será la misma por la que se entraba al colegio. Esta entrada dará paso a un vestíbulo exterior que el arquitecto plantea como una ampliación de la calle y desde este espacio se accederá a la recepción del museo.

La siguiente tarea será la restauración de la fachada. Estos trabajos serán coordinados por la restauradora de Vilamuseu que ya está analizando los materiales para hacer una propuesta de intervención.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.