Capitanía Marítima redacta un reglamento propio y único para poder realizar el Desembarco en La Vila Joiosa

July 18, 2012 por  
Guardado en *Destacado

 Declarado de Interés Turístico Internacional, es un acto único y singular y el más espectacular de las Fiestas de Moros y Cristianos, y congrega en la Playa-Centro a 15.000 personas

 Es la primera vez que Capitanía Marítima adapta su normativa a un evento náutico

 El Ayuntamiento y Capitanía Marítima han firmado y aprobado el Reglamento por el que se regulan las condiciones de seguridad marítima, de la navegación y de la vida humana en la mar aplicable a los actos de los desembarcos moro y cristiano

 Es un hito histórico contar con una normativa propia que, a largo plazo, garantiza este acto de las Fiestas, que es un reclamo turístico y un acicate para dinamizar la economía local.

El Alcalde de La Vila Joiosa, Jaime Lloret, el Capitán Marítimo de Alicante, Juan Alcázar, y el presidente de la Asociación Santa Marta, Pepe Llinares, han firmado y aprobado hoy (martes, 17 de julio) el Reglamento que regula las normas de seguridad para que se pueda realizar el Desembarco Moro, acto principal y único en su género de las Fiestas de Moros y Cristianos de La Vila Joiosa; la normativa también regula también el acto del Alijo (desembarco cristiano); La Vila Joiosa se convierte así en la única población de España que cuenta con un reglamento propio para una acto como el Desembarco; esta iniciativa es por tanto pionera y trascendental para las Fiestas de Moros y Cristianos.

La aprobación de reglamento ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento y ha contado también con la presencia de la concejala de Fiestas, Xaro Escrig.

“Hoy es un día trascendental para nuestras Fiestas porque hemos logrado, gracias al esfuerzo, tesón e insistencia por parte del Gobierno local, que Capitanía Marítima redacte un reglamento a medida del Desembarco, algo que a largo plazo tiene gran repercusión porque permite que nuestro acto principal, singular y único en su género se siga realizando a lo largo de los años; contar una normativa propia es todo un logro y, en nombre del pueblo de La Vila, quiero agradecer al Capitán Marítimo, Juan Alcaraz, que haya escuchado nuestra petición y haya redactado un reglamento que establece las normas de seguridad en el mar, la navegación y la vida humana a la hora de celebrar el Desembarco”, ha explicado Jaime Lloret.

Jaime Lloret ha añadido “que se da la circunstancia de que Juan Alcaraz conoce muy bien nuestras Fiestas y, en concreto, el Desembarco, dado que hace años participó activamente, llegando incluso a desembarcar; de ahí su sensibilidad hacia nuestras fiestas y su clara voluntad de redactar un reglamento que garantice la seguridad sin restar ni un ápice de espectacularidad a un acto como el Desembarco”.

El Alcalde ha destacado la trascendencia de esta normativa: “Hoy es un día histórico para La Vila porque somos el único municipio que cuenta con una normativa específica para un acto náutico como es el Desembarco, uno de los emblemas de nuestro pueblo que refleja nuestra idiosincrasia; gracias a la colaboración de las Administraciones hemos conseguido este reglamento, único, propio y hecho a medida del Desembarco”.

El Desembarco rememora los hechos ocurridos en 1538, cuando Santa Marta, patrona de La Vila, ayudó a los defensores de la ciudad, a través de un temporal, para que ésta no fuera arrasada y saqueada por los piratas berberiscos, al mando de Solimán el Magnífico.

Participan 34 embarcaciones
Un total de 34 embarcaciones (29 embarcaciones de festers y 5 de refuerzos, seguridad, comunicación y pirotecnia) y cerca de 4.000 festers de las 22 compañías de moros y cristianos participan en uno de los actos más espectaculares de las Fiestas Patronales que, en honor a Santa Marta, se celebran en La Vila entre el 24 y el 31 de julio. El Desembarco tiene lugar el sábado 28 a partir de las 4.45 horas, con el fin de que los moros lleguen a la costa al amanecer de ese día.

Capitanía Marítima hace alusión al origen de las fiestas para justificar la necesidad de un reglamento propio; así aclara que las fiestas de Moros y Cristianos tiene su origen en las frecuentes escaramuzas que los piratas berberiscos provenientes del norte de África, realizaban en las costas con el fin de saquear los pequeños enclaves costeros, alejados de las guarniciones militares, en rápidas incursiones, abandonando el lugar de los hechos antes de que la voz de alarma pudiera ser atendida por los acuartelamientos situados, generalmente, en las capitales de provincia. “Estos actos de pillaje solían ser respondidos, en primer lugar, por los propios vecinos de los lugares, los cuales acudían rápidamente al lugar del desembarco portando todo tipo de utensilios y armas con las que poder enfrentarse a los invasores”, ha explicado Juan Alcaraz.

Alcaraz ha destacado además la trascendencia que para el pueblo de La Vila tiene el acto del Desembarco, dado que viene celebrándose desde hace años: “Es en Villajoyosa donde, de una manera especial, las fiestas de Moros y Cristianos han mantenido un vínculo permanente con esta defensa llevada a cabo por sus gentes que acudían, encuadrados por sus gremios o cualquier otra autoridad, a la defensa del territorio, de ahí que muchas de sus compañías hagan referencia a estos oficios; labradores, marinos, cazadores, pescadores, etc. Pero, a diferencia de otros municipios vecinos, aquí la fiesta adoptó un perfil eminentemente marinero, desplazando parte de la celebración al mar con la escenificación de un gran desembarco seguido de un simulacro de combate a pie de playa”.

El Desembarco Moro, llevado a cabo la mañana del 28 de julio dentro de las fiestas patronales en honor a Santa Marta, se viene celebrando desde tiempo inmemorial. Los primeros textos que hacen referencia a su realización se remontan al Siglo XVIII, pero no es descabellado pensar que su origen sea anterior.

Características propias y diferenciadoras
Capitanía Marítima considera que las características propias de los dos desembarcos, el Desembarco Moro y el Alijo Cristiano, plantean una serie de problemas de difícil solución motivado por el gran número de participantes; el Artículo 4 del Real Decreto 62/2008 permite a la Administración marítima dictar una normativa de carácter especial a aquellas concentraciones náuticas que reúnan unas características técnicas de las embarcaciones participantes y de las condiciones de navegación o del tráfico marítimo de las aguas donde tenga lugar el evento.

“Estas son las razones por las que Capitanía Marítima ha dictado una serie de normas de seguridad para que a partir de hoy y en el futuro se puedan celebrar los desembarcos moro y cristiano en unas condiciones de seguridad similares a las establecidas en el Reglamento pero, a su vez, compatibilizándolas con la vistosidad y tradición que marcan el desarrollo festero y que, de otra manera, desvirtuaría la razón de ser misma del acto”, ha explicado Juan Alcaraz.

Por su parte, la concejala de Fiestas, Xaro Escrig, ha destacado la importancia del Desembarco Moro, acto emblemático de las Fiestas que, a su vez, es un escaparate para que La Vila se conozca tanto en España como en el extranjero, con la consiguiente repercusión en la economía local, dado que es un gancho para atraer a turistas de distintos rincones del mundo.

Xaro Escrig, ha explicado que “el Desembarco es uno de nuestros principales reclamos turísticos, ya que se trata de un evento pionero, singular y diferente en las Fiestas de Moros y Cristianos de toda la geografía nacional. Gracias a esta representación nuestras Fiestas han obtenido diferentes galardones turísticos y culturales como su declaración de Interés Turístico Internacional, el Premio de Conservación y Restauración del Patrimonio Intangible 2008 otorgado por el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP) y el Premio al Mérito Turístico de la Diputación de Alicante”.

La música y los fuegos artificiales, que están perfectamente coordinados con cada momento del combate, son dos elementos esenciales del Desembarco, al igual que la aparición de Santa Marta, cuya silueta se dibuja con fuegos artificiales al mismo tiempo que una voz en off rememora la historia de La Vila. Durante toda la noche del Desembarco se dispararán truenos de aviso, humos rojos acuáticos, humos naranjas acuáticos, humos blancos acuáticos, carcasas de trueno, entre otros. Como efectos especiales, en el Desembarco se utilizarán volcanes, cañones fogonazo, antorchas de parafina, truenos moros o platos de fogonazo.

Share

Comentarios

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta noticia. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.